Gerardo Zenteno


Gerardo Zenteno nació en Santiago, el 19 de Agosto de 1958. Su amor por el arte y anhelo de lo bello marcaron su vida desde joven. Comenzó tempranamente sus estudios de arte en búsqueda de su vocación, estudiando con destacados maestros. Entre ellos se podrán mencionar Eugenio Dittborn, Pascual Meneses, Pedro Luchavechi y Pascual Gambino. También realizó estudios de diseño en la Pontificia Universidad Católica de Chile, y de arte en la Sociedad Nacional de Bellas Artes.

Durante dichos estudios, recibió diversos reconocimientos y numerosas medallas de oro. En 1978, fue comisionado, junto al desaparecido maestro Alfredo Torti, para pintar el ícono de la Virgen Entronizada en el ábside de la Iglesia Ortodoxa de la Santísima Virgen María, en la comuna de Providencia, recientemente fundada en aquel entonces. La ejecución de esta obra fue decisiva para el joven pintor, pues una vez que descubrió la iconografía bizantina, se dedicó por completo a ella.

En sus inicios en el arte litúrgico, fue acogido por esta comunidad, en particular por uno de sus fundadores y actual presidente, Sr. Gabriel Salvador, quien lo animó a adentrarse en esta labor. Es así que la ejecución de este ícono absidial fue el primero de numerosas obras iconográficas que Zenteno realizó para esta comunidad y muchos de sus fieles. Hoy en día el santuario de esta parroquia así como los muros de su nave lucen íconos pintados por la mano de este artista. Monseñor Sergio Abad, Arzobispo Metropolita de la Arquidiócesis Ortodoxa de Chile (Patriarcado de Antioquía) le confió la ejecución de todos los íconos de la Catedral Ortodoxa San Jorge, en la comuna de Recoleta, una obra de unas 50 imágenes. Hoy Gerardo Zenteno es reconocido nacional e internacionalmente por su destacada labor en esta milenaria tradición artística.

En nuestro país, obras suyas también se encuentran en la Parroquia San Nicolás del barrio Bellavista, la Parroquia de San Jorge de Rancagua, la capilla del seminario de la Congregación del Verbo Divino, y la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Entre sus proyectos actuales, Zenteno está trabajando en la ejecución de la iconografía para la capilla de la Casa de Formación de los Misioneros de San Francisco de Sales en Santiago. El trabajo de Zenteno se ha hecho presente también en el extranjero: en el Patriarcado de Antioquía (Damasco, Siria), en Homs (Siria), en el Seminario Ortodoxo de Balamand en el Líbano, en la Arquidiócesis Ortodoxa de los Estados Unidos (Nueva Jersey), en el Seminario Ortodoxo de San Vladimir (Nueva York), en la Universidad de Notre Dame (Indiana, EEUU), en la Casa del Programa Misionero de Nuestra Señora del Valle en Coachella, California, así como en Argentina, Brasil, México, Venezuela y otros lugares del exterior. Zenteno se ha consagrado enteramente a la iconografía, considerándola la labor fundamental de su vida, una misión artística y apostolado eclesiástico, de expresar en líneas y colores la verdad del mensaje del Evangelio de Jesucristo, con el talento con el que Dios le ha favorecido.

Gerardo Zenteno